Gustavo Petro asumió como presidente de Colombia

Gustavo Petro asumió como presidente de Colombia
Compartir en:

El líder de izquierda Gustavo Petro asumió este domingo como presidente de Colombia y prometió “trabajar para que más imposibles sean posibles”, durante una masiva ceremonia de posesión en la Plaza de Bolívar de Bogotá, colmada de simbolismos que sentaron el primer sello de un gobierno que busca marcar un cambio de época para avanzar hacia la pacificación del país, revertir la desigualdad y responder a las expectativas de 11 millones de votantes.
“Se acabaron los no se puede, los siempre fue así; hoy empieza la Colombia de lo posible, hoy empieza nuestra segunda oportunidad, desde hoy soy el presidente de todos los colombianos y colombianas, es mi deseo y mi deber”, dijo Petro luego de citar a Gabriel García Márquez cuando habló de quienes “no tenían una segunda oportunidad”.

Petro agregó: “Es la hora del cambio, nuestro futuro no está escrito. Podemos escribirlo juntos en paz y en unión”.

  El Parlamento de Perú rechazó el adelanto de las elecciones para fin de año

Entre los principales puntos de su discurso estuvieron las alusiones a la pacificación del país, el combate a las drogas y a la desigualdad.

“No podemos seguir en el país de la muerte, tenemos que construir el país de la vida”, exhortó.

Prometió formar “el gobierno de la vida, de la paz” para terminar con seis décadas de conflicto armado, además de cumplir con el Acuerdo de Paz de 2016 y seguir a “rajatabla” las recomendaciones del Informe de la Comisión de la Verdad, publicado recientemente, y que contabilizó 80.000 muertos en más de 60 años de violencia.

Criticó también a la comunidad internacional por la llamada “guerra contra las drogas”, que “ha fracasado rotundamente”, y pidió “una nueva convención internacional”.

“Nos quieren apoyar en la paz, nos dicen una y otra vez, pues cambien su política antidrogas”, dijo.

Definió además a Colombia como una de las sociedades más desiguales del planeta lo que calificó como una “aberración”.

  Siete muertos en ataque a sinagoga mientras aumenta la violencia en Cisjordania

“El 10% de la población colombiana tiene el 70% de la riqueza, es un despropósito y una verdadera amoralidad; no naturalicemos la desigualdad y la pobreza”, pidió.

Frente a ese escenario, el mandatario apeló a una de sus principales promesas de campaña, la reforma impositiva, que aseguró que busca generar “justicia” y que no se trata de “un castigo sino el pago solidario que alguien afortunado hace a una sociedad que le permite y le garantiza la fortuna”.

La igualdad de género, la agenda verde y el cambio climático, el trabajo a favor de los “marginados”, la unidad latinoamericana que “no puede ser una retórica o un mero discurso”, fueron algunos de los puntos destacados que el nuevo presidente enumeró en lo que llamó su “decálogo de gobierno” y recitó con el puño izquierdo levantado.

Además de la tributaria, que “no es un asunto de caridad sino de solidaridad humana” mencionó “una reforma de la salud y de las pensiones, del contrato laboral, de la educación” y reiteró que “los impuestos no serán confiscatorios, simplemente justos”

  Tragedia en Brasil: cuatro muertos al caer un ómnibus desde un puente

Tal como indica la tradición en la transmisión de mando, el presidente electo caminó, junto a su familia, desde el Palacio de San Carlos (antiguo palacio de Gobierno y actual sede de la Cancillería) hasta la Plaza de Bolívar, donde se realizó el acto de asunción.

Petro estuvo acompañado por Verónica Alcocer quien no usó vestido sino pantalón -diseñador colombiano Virgilio Madinah- de color blanco marcando un cambio respecto a sus antecesoras. Caminaron detrás de ellos, sus hijos y nietos.

En esta ocasión, la Plaza de Bolívar se dividió en dos: la tarima donde se realizó la ceremonia, con las autoridades y los invitados especiales, y, por primera vez, el resto de la plaza, colmada de ciudadanos con carteles y banderas colombianas.

Télam

Compartir en: