Arde el hemisferio norte: una región de México superó los 80 grados y dos mares tuvieron récord de temperatura

Arde el hemisferio norte: una región de México superó los 80 grados y dos mares tuvieron récord de temperatura
Compartir en:

La ola de calor extremo no da abasto en el hemisferio norte, donde los termómetros llegan a máximas nunca antes vistas. En ese sentido, una región de México superó la cifra de 80°C. Sumado a esto, las aguas de los mares en Europa y Estados Unidos batieron récord de temperaturas, siendo que en el caso de las aguas norteamericanas incluso se trató de una marca mundial.

La zona mexicana donde se vivieron temperaturas extremas fue el Desierto de Sonora, que se encuentra al norte del país en la frontera con Estados Unidos. El sitio fue catalogado este año como el lugar más caluroso del mundo, quitándole el título al Desierto de Lut, ubicado al sureste de Irán.

En ese sentido, la NASA relevó los datos de que en el paisaje mexicano se alcanzó una máxima de 80.8°C. Las cifras de Sonora sorprendieron a los científicos debido a que el planeta nunca antes había registrado un espacio con una temperatura superior a los 80°C.

La medición se realizó mediante dos satélites que evalúan a diario los niveles de ozono en la atmósfera. En zonas con pocas nubes, esta tecnología detecta el calor infrarrojo emitido por las superficies para determinar la temperatura del suelo. En México no se había realizado este tipo de mediciones ya que no se contaban con los instrumentos especializados.

La NASA informó que el caso del desierto no es aislado. Al respecto, afirmó que México es el país que más rápido se calentó a comparación con el resto del mundo.

El mar en Florida podría haber batido un récord mundial de calor

  Se dictó la conciliación obligatoria y habrá vuelos al inicio de las vacaciones de invierno

La temperatura de las aguas del sur de Florida (Estados Unidos) superaron los 37.8ºC durante varias horas el lunes, estableciendo potencialmente un nuevo récord del mundo. Las mediciones se tomaron en una sola boya de la bahía de Manatee, a unos 60 kilómetros al suroeste de Miami, a 1,5 metros de profundidad. A las 18 (hora local) se llegó incluso a registrar una temperatura máxima de 38.38ºC.

Jeff Masters, meteorólogo y excientífico del gobierno estadounidense, publicó en Twitter que aunque no existía un récord mundial oficial de temperatura de la superficie del mar, un estudio científico de 2020 indicaba que la mayor cifra registrada hasta el momento había sido en la bahía de Kuwait: 37,6ºC.

Sin embargo, Masters aclaro que el récord podría ser «invalidado». Esto se debe a que el registro se hizo cerca de la tierra, por lo que «la contaminación de la medición por efectos terrestres y materia orgánica en el agua podría… invalidar el récord». «A menos que haya pruebas fotográficas de que no había residuos, sería difícil (verificar) que el récord de 101 grados Fahrenheit (38.33ºC) es válido», explicó.

Si bien las condiciones similares a una sauna pueden ser agradables para algunos seres humanos, los especialistas sostienen que el calor extremo sostenido es devastador para los ecosistemas de arrecifes de coral y las especies que dependen de ellos. Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, alrededor del 25% de todas las especies marinas se encuentran en los arrecifes de coral o en torno a ellos.

  Uruguay y Colombia se miden por un lugar en la final de la Copa América

La temperatura récord en las aguas estadounidenses se alcanzó días después de que la Fundación para los Arrecifes de Coral (CRF, por sus siglas en inglés), una organización sin ánimo de lucro, indicara que uno de los arrecifes del sur de Florida que había restaurado quedó devastado por el calor.

El mar Mediterráneo superó su temperatura máxima registrada
El principal instituto español de investigaciones indicó a AFP que las aguas del mar Mediterráneo batieron el lunes un récord de temperatura, coincidiendo con una excepcional ola de calor en la zona. El centro, que analizó datos satelitales del observatorio europeo Copernicus, detalló que el último récord, de 28.25ºC, remonta a 2003.

«Se alcanzó un nuevo récord de temperatura mediana diaria de la superficie del mar en el Mediterráneo para el periodo 1982-2023, con 28.71ºC», alertaron los investigadores del Instituto de Ciencias del Mar (ICM), con sede en Barcelona.

Si bien los datos aún deben ser confirmados por Copernicus, los investigadores Justino Martinez y Emilio García manifestaron a AFP que «estamos convencidos de que la mediana no estará muy sesgada y que la indicación de la temperatura hasta el primer decimal es globalmente correcta».

Los científicos prefieren usar un valor mediano y no medio (28.40ºC el lunes) porque está menos «perturbado por valores atípicos», es decir, por los registros de temperatura extremas en puntos aislados del Mediterráneo. Por ejemplo, entre la isla de Sicilia y la ciudad de Nápoles, en Italia, se registraron zonas a más de 30ºC (4ºC superiores a lo normal).

Las elevadas temperaturas amenazan los ecosistemas marinos
Entre 2015 y 2019, las poblaciones de unas 50 especies (corales, abanicos de mar, erizos de mar, moluscos, bivalvos, posidonia, entre otras) se vieron afectadas por mortalidades masivas entre la superficie y los 45 metros de profundidad, reveló un estudio publicado en julio de 2022 en la revista Global Change Biology.

  La CGT se reúne para evaluar los pasos a seguir después de promulgación de la Ley Bases

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas clasifica a la región mediterránea como un «punto caliente» del cambio climático. «Desde la década de 1980, los ecosistemas marinos mediterráneos han sufrido cambios drásticos, con un declive de la biodiversidad y la llegada de especies invasoras», indica el IPCC.

En el caso de que se superen los 1,5 ºC respecto a la era preindustrial, más de un 20% de todos los peces e invertebrados en el Mediterráneo oriental podrían desaparecer localmente antes de 2060. Los ingresos de la pesca podrían a su vez disminuir hasta un 30% de aquí a 2050, advierten los expertos de la ONU.

Si la temperatura de las aguas mediterráneas aumenta tendencialmente, «no hay prueba clara, estadísticamente hablando, de un aumento de la frecuencia de las olas de calor marinas en la cuenca mediterránea en el periodo» 1982-2023, matizan sin embargo los investigadores del ICM.

«Se cree que el origen de las olas de calor marinas es principalmente -pero no únicamente- atmosférico (…) Es un tema de debate, pero si es el caso, sólo una reducción de las olas de calor atmosféricas conducirá a una reducción de las olas de calor marinas», añaden.

Perfil

Compartir en:
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE