El Gobierno felicitó a las fuerzas de seguridad que actuaron afuera del Congreso: “Intentaron perpetrar un golpe de Estado”

El Gobierno felicitó a las fuerzas de seguridad que actuaron afuera del Congreso: “Intentaron perpetrar un golpe de Estado”
Compartir en:

El Gobierno, a través de la cuenta de la Oficina del Presidente Javier Milei de la red social X, felicitó este miércoles a las fuerzas de seguridad por el operativo montado en las inmediaciones del Congreso de la Nación, donde se trata la Ley Bases. En su mensaje, la publicación oficial afirma que quienes se manifestaron “intentaron perpetrar un golpe de Estado”.

“La Oficina del Presidente felicita a las Fuerzas de Seguridad por su excelente accionar reprimiendo a los grupos terroristas que con palos, piedras e incluso granadas, intentaron perpetrar un golpe de Estado, atentando contra el normal funcionamiento del Congreso de la Nación Argentina”, expresa la publicación.

En las calles, la violencia se hizo presente durante toda la tarde. Los manifestantes enfrentaron a las fuerzas de seguridad con piedras, bombas molotov y hasta granadas. Además, causaron destrozos e incendiaron autos. A las 20, el total de detenidos era de 27 personas, de los cuales 18 fueron atrapados por la Policía de la Ciudad y 9 por la Policía Federal Argentina.

Desde temprano, comenzaron a concentrarse en la Plaza de los dos Congresos organizaciones sociales, piqueteras, de izquierda, peronistas, de derechos humanos, asambleas barriales y sindicatos. Cerca de las 14, comenzaron los primeros incidentes, que tuvieron su punto más álgido minutos antes de las 18, cuando un grupo de manifestantes comenzó a provocar serios destrozos, responder a la policía con violentos ataques e incendiar autos y bicicletas.

  Se reiniciaron los trabajos de repavimentación en la Ruta Provincial 307

El objetivo de ese ataque, sostienen desde el Gobierno, no era otro que el de interrumpir la sesión que se lleva a cabo en el recinto, donde el oficialismo espera lograr la aprobación de la Ley Bases.

“Fuimos a proteger el Congreso y nos respondieron con piedras e incendios. Nosotros respondimos de manera inmediata. Ahora pagarán uno por uno los daños causados y el auto quemado de Cadena 3, con una causa que no será leve. Porque con nosotros el que las hace, las paga”, publicó en sus redes sociales la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Luego, en diálogo con TN, Bullrich justificó la utilización del término “golpe de Estado” por parte del Gobierno: “Es en el sentido moderno de la palabra, que tiene que ver con intentar, mediante un desgaste, que los gobiernos no puedan estabilizarse y no puedan avanzar en la concreción de su plan”.

  “El Dipy” tendrá un puesto en el Gobierno para fomentar la música en barrios vulnerables: cuánto cobrará

Los enfrentamientos más fuertes tuvieron lugar en el frente del histórico edificio, sobre la Plaza de los dos Congresos. Cinco efectivos, dos policías y tres gendarmes, resultaron con heridas de consideración por lo que debieron ser trasladados al hospital Churruca. Al menos dos automóviles prendidos fuego y varios más vandalizados, gases, y proyectiles volaron sostenidamente a lo largo de la tarde y hasta el momento 20 personas fueron detenidas en el marco de los incidentes.

La policía disparó balas de goma, gas pimienta y utiliza los camiones hidrantes para dispersar a los activistas que atacaron el vallado dispuesto en los alrededores del palacio que alberga al Poder Legislativo. Las esquinas de Callao y Rivadavia, por un lado, y Entre Ríos e Yrigoyen, por otro, fueron un verdadero polvorín.

Durante más de tres horas la violencia reinó en la zona, con distinta intensidad. Cada vez que la situación parecía estar controlada, desde distintas arterias aparecían nuevos atacantes que reavivaban los incidentes. Los grupos dispersados retornaban por diferentes accesos al edificio del Congreso, pese a que los efectivos los esperaban con escudos, gases, balas de goma y camiones hidrantes.

  El padre de Loan Danilo Peña celebró la denuncia contra el gobernador Gustavo Valdés

La policía Federal, Gendarmería Nacional, PSA y 600 efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, sostenían el operativo, mientras decenas de militantes de partidos de izquierda arrojaban insistentemente piedras, palos y botellas y bombas molotov. Además, según informó la Policía de la Ciudad, se detuvo a un hombre de 41 años que tenía en su poder una granada de Fabricaciones Militares.

Uno de los automóviles que fue prendido fuego pertenecía a Cadena 3, medio de comunicación de la provincia de Córdoba que llegó a la Ciudad de Buenos Aires para cubrir la sesión en el Senado. El otro, dado vuelta en plena calle Sáenz Peña, fue atacado frente a los móviles de canales de televisión por agresores, algunos a cara descubierta.

Las imágenes que circularon a lo largo de la tarde mostraron una lucha cuerpo a cuerpo entre la policía y los manifestantes en la que volaron proyectiles de todo tipo. En la zona, el aire se tornó irrespirable como consecuencia de los gases que utilizaron las fuerzas de seguridad para disuadir las agresiones de los activistas, que tenían como objetivo interrumpir la sesión.

Infobae

Compartir en:
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE