La CGT debate si vuelve al paro o espera cambios desde el gobierno

La CGT debate si vuelve al paro o espera cambios desde el gobierno
Compartir en:


Tras el paro nacional del último jueves, el sindicalismo en su conjunto empezó a debatir qué camino tomar, siempre y cuando el Gobierno no ofrezca respuestas a las múltiples demandas que existen, basadas en el rechazo a la reforma laboral y el proyecto del impuesto a las ganancias. Hay sectores de la CGT que piden escalar las medidas de fuerza y advierten que la conflictividad va a crecer, mientras que otras ramas sindicales sostienen que la huelga permanente no significa una solución.

En el primer lote aparece Pablo Moyano. El triunviro de la CGT y secretario adjunto de Camioneros, subraya que el rumbo económico de la administración Javier Milei solo generará mayores protestas en las calles y cree que no habrá cambios de fondo tras la medida de fuerza del pasado 9 de mayo.

“Porque el trabajador va a llegar mal a fin de año gracias a la recesión y la suba de precios. Por eso digo que la conflictividad social va a ir creciendo”, explica el líder de Camineros.

  Milei confirmó que no habrá Pacto de Mayo y culpó al "kirchnerismo golpista” por el conflicto con Pedro Sánchez

El dirigente sindical coloca como ejemplo que las movilizaciones que se dieron en los últimos meses “son cada vez mas contundentes”.

Y aclara: “No quiero que el Presidente se vaya antes ni que haya violencia, pero en los barrios populares hay cada vez más hambre. Y el Gobierno no escucha ni ve lo que pasa”.

En ese sentido, Moyano expresó: “Nosotros vamos a intentar que cambie algo después del paro, pero este es un gobierno que se arrastra al FMI, que no escucha los problemas de la gente y encima es tan cagón que provoca y tiene que suspender la Feria del Libro por el miedo al rechazo de la gente”.

Al dirigente gremial se le suma Ricardo Pignanelli, el secretario general de Smata, con peso en la central obrera de la calle Azopardo. Cercano a Cristina Kirchner, celebró la “contundencia” del paro y advirtió que la CGT debería escalar las medidas de fuerza si la gestión Milei no atiende los pedidos del sindicalismo.

  Fracasó la negociación en Misiones y sigue el conflicto policial: "Se viene algo muy grave"

Una declaración en línea con lo que plantearon los gremios identificados con la izquierda, como el del Neumático (el Sutna), que lidera Alejandro Crespo, y la Asociación Gremial Docente de la UBA. En concreto, este sector ya pide que el próximo paro sea de 36 horas. “No vamos a ser la generación que ceda a las conquistas que con tantas luchas lograron nuestros antecesores. Por respeto a la lucha de nuestros padres y nuestros abuelos y principalmente por el futuro de nuestros hijos, los trabajadores daremos esta lucha hasta el final”, sostuvo Crespo.

Del otro lado aparecen dirigentes con despacho en la calle Azopardo que piden cautela. Saben que concretar medidas como las que se realizó el jueves pasado, que califican de “exitosa de manera total”, requiere de muchas negociaciones internas, externas, y que el paro es una herramienta “para cuidar”.

  Tensión diplomática: Convocaron al embajador argentino en España para dar explicaciones por los dichos de Javier Milei

“Si vamos al paro permanente, lo que puede pasar es que exista un desgaste ante la sociedad”, dice ante este medio una voz de peso del gremialismo que espera una señal del lado de Balcarce 50 que todavía no llegó.

Hay otros caciques sindicales que por lo bajo plantean que el Gobierno “está firme”, goza de respaldo popular, con números de encuestas de opinión pública que así lo reflejan, y que en este contexto el sindicalismo debe estar preparado “para una carrera larga, de cuatro años, por lo cual no hay que agotar todas las instancias de pelea desde el primer momento”.

Perfil

Compartir en:
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE