Comenzó el juicio a Hunter Biden por posesión ilegal de armas presuntamente para financiar su adicción a las drogas

Comenzó el juicio a Hunter Biden por posesión ilegal de armas presuntamente para financiar su adicción a las drogas
Compartir en:


Hunter Biden, hijo del presidente estadounidense Joe Biden, se presentó ante la Justicia en el inicio del juicio por posesión ilegal de un arma de fuego, presuntamente para financiar su pasada adicción a las drogas. Se trata de un hito histórico dado que es el primer proceso penal contra un hijo de un presidente de Estados Unidos, y ocurre en el marco de la electrizante contienda hacia las presidenciales de noviembre.

El proceso judicial avanzó hacia la etapa de argumentos iniciales, cuando los miembros del jurado escucharon relatos implacables sobre el consumo de drogas ilegales del hijo del mandatario estadounidense. Hunter Biden, de 54 años, enfrenta acusaciones de haber mentido sobre su consumo de drogas para adquirir un revólver Colt Cobra calibre 38 en 2018, lo que representa un delito grave en el país norteamericano.

Este caso se produce en medio de la campaña de reelección de su padre, lo que lo convierte en un evento altamente mediático y políticamente cargado, y que se suma a otros cuestionamientos que recaen sobre la figura del jefe de estado demócrata, como su edad y estado de salud. Además, tiene como condimento extra el testimonio de Hallie Biden, la viuda del difunto hijo de Biden, Beau, por haber consumido drogas junto al acusado con quien también mantuvo un vínculo amoroso.

«Una vida de libertinaje»
El hijo mayor de Biden se presentó ante el tribunal federal de Delaware, en el estado de Carolina del Norte de Estados Unidos, para declarar en el inicio del juicio que comenzó con la selección del jurado el lunes pasado, compuesto por doce titulares y cuatro suplentes.

  El Gobierno le informará al juez Casanello que la leche en polvo que estaba en los dos depósitos de Capital Humano ya fue distribuida

«Nadie está por encima de la ley, no importa quién sea usted ni cómo se llame», dijo este martes el fiscal Derek Hines en su discurso de apertura en el juicio federal que se lleva a cabo en la ciudad de Wilmington, un bastión de la familia Biden.

«Hunter Biden eligió poseer ilegalmente un arma de fuego» cuando «era consumidor de crack y drogadicto», añadió Hines, mientras se mostraba al tribunal una imagen del arma que sustenta la acusación.

Los miembros del jurado escucharon atentamente extractos del libro autobiográfico de Hunter, «Beautiful Things», grabadas por el propio Biden, en las que recordaba su descenso a la adicción cuando buscaba desesperadamente crack. El tribunal, en tanto, tomó nota de que el acusado «fumaba crack cada 15 minutos» y «vivía una vida de libertinaje».

Por su lado, el abogado de Hunter Biden dijo que él «no consumía drogas cuando compró esa arma» y que «nunca fue cargada, nunca llevada, nunca usada» durante los 11 días que la tuvo.

El juicio, que podría durar dos semanas, siguió con el testimonio de un agente del FBI que subió al estrado después de que ambas partes dieron sus declaraciones iniciales.

Cómo sigue el juicio contra Hunter Biden
Hunter Biden, abogado formado en Yale y devenido en artista después de una carrera como lobbista, se declaró inocente de los cargos en octubre pasado. Sin embargo, los fiscales planean presentar una amplia gama de pruebas relacionadas con los años de adicción de Hunter, lo que sin duda complicará el caso.

  Desbaratan una banda dedicada a robar en escuelas: Recuperan 150 computadoras y aprehenden a tres hombres

Si bien Hunter afirma haber estado sobrio desde 2019, su pasado como adicto y las acusaciones de posesión ilegal de arma de fuego podrían tener consecuencias graves. A pesar de enfrentar una posible pena de hasta 25 años de prisión, se espera que la falta de antecedentes penales de Hunter pueda influir en la sentencia, incluso considerando una pena más leve sin tiempo de cárcel.

Este juicio, junto con los cargos adicionales que Hunter Biden enfrenta en California por evasión de impuestos, representa un desafío para el partido demócrata por la impopularidad de su candidato a la Casa Blanca. Por tanto, los demócratas buscan mantener el enfoque del escandaloso caso judicial que afecta a la familia presidencial lejos de la lectura política, especialmente luego de que la condena a Donald Trump también se leyera en clave electoral.

Sin embargo, las complicaciones judiciales de Hunter también revivieron heridas familiares, recordando tragedias pasadas como la muerte de su hermano Beau por cáncer en 2015 y el trágico accidente automovilístico que cobró la vida de su hermana Naomi en 1972, así como la de Neilia, la primera esposa del presidente Joe Biden.

La reacción de la familia Biden
Durante el proceso judicial, la presencia de la primera dama, Jill Biden, en el tribunal resaltó el interés y la importancia que esta audiencia tiene para la familia Biden. Aunque el presidente no estuvo presente físicamente en el tribunal, emitió un comunicado expresando su apoyo y orgullo por su hijo.

«Como presidente, no puedo ni voy a comentar sobre procesos judiciales en curso, pero como padre tengo un amor infinito por mi hijo, confianza en él y respeto por su fortaleza», afirmó Biden en su comunicado.

  Diez mitos sobre la donación de sangre: las respuestas a las dudas más frecuentes

Por su parte, el fiscal general Merrick Garland también estuvo en el centro de la atención al comparecer ante el Congreso para defender el informe del fiscal especial sobre el manejo de documentos clasificados por parte de Biden, una causa que sacudió su imagen en los últimos meses.

Mientras tanto, el presidente Biden planea firmar una acción ejecutiva más tarde el martes en la frontera para abordar los cruces de migrantes, una medida que fue criticada por algunos como un «truco» electoral.

Además, el juicio ha puesto en el centro de atención a Hallie Biden, quien, a cambio de un acuerdo judicial, se espera testifique sobre su consumo de crack, lo que podría ser una experiencia «vergonzante» para ella.

Los miembros del jurado, en tanto, fueron informados de que la viuda del hijo menor de Joe Biden hablará sobre su propio uso de crack. También de que fue introducida al crack por Hunter y que tuvieron una relación romántica. A pesar de esto, se dijo en el tribunal que Hallie estaba limpia en el momento en que Hunter adquirió el arma y sigue estando limpia hoy en día.

El proceso judicial continuará desenmarañando los detalles de la vida y los desafíos personales de Hunter Biden, mientras que la atención nacional se centra tanto en el aspecto legal como en el político de este caso singular.

Compartir en:
WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE